viernes, 17 de julio de 2015

La Kipá



¿Qué es la Kipá y por qué la utilizan?
La Kipá (“cúpula, parte superior”) es un gorro de uso obligatorio para cualquier hombre (sea judío o no) en lugares de culto religioso (sinagoga, cementerio, etc.), al rezar y al estudiar textos sagrados. Los judíos observantes la usan en forma constante. Pero, ¿porqué se usa la Kipá?
La costumbre de usarla no responde a leyes, preceptos, ni mandamientos, sino que es una tradición milenaria, ligada al Talmud (Masejet Kidushín –Tratado de casamientos- 31:1) que simboliza que Di_s está por encima del hombre, que hay algo superior que nos observa y nos juzga.
Es tal vez la marca más rápidamente identificable de un judío. En el mundo occidental, es habitual sacarse el sombrero cuando nos encontramos con una persona importante. En cambio en el judaísmo, cubrirse la cabeza es señal de respeto.
La singularidad del cubrirse la cabeza en un judío esta insinuada en la bendición que decimos cada mañana, agradeciendo a D'os por "coronar a Israel con esplendor" (Talmud – Brajot 60b).
El Talmud dice que el propósito del uso de la kipá es recordarnos de Di_s, que es la Autoridad Suprema "por encima de nosotros" (Kidushin 31a). Las acciones externas crean nuestra conciencia interna; usando un simbólico y tangible "algo por encima de nosotros" reforzamos esa idea de que D'os siempre está observando.
La kipá es un medio para exteriorizar nuestro sentimiento interno de respeto por D'os. Es fácil recordar a D'os en la sinagoga o en torno a la mesa de Shabat.
Pero la conciencia judía está destinada a impregnar todos los aspectos de nuestras vidas: cómo tratamos a los demás, cómo nos conducimos en los negocios, y la forma en que vemos al mundo.
Adecuadamente, la palabra en idish para la cobertura de la cabeza, "yarmulke", viene del arameo, yira malka, que significa "temor del Rey". En hebreo, el cobertor de la cabeza se llama "kipá" – literalmente "cúpula".
Fuente: Aish Latino
Hacer una Declaración
Llevar puesta una kipá es proclamar "estoy orgulloso de ser judío". Un fenómeno fascinante es que muchos judíos no-observantes al visitar Israel usan una kipá durante su estadía. Esto puede ser por el hecho de que toda la tierra de Israel es santa como una sinagoga o puede ser la eliminación de cualquier tipo de vergüenza que a menudo puede acompañar la expresión pública del judaísmo en la diáspora.
De hecho, el uso de una kipá es una gran declaración, y obliga al que la lleva a estar a la altura de un cierto nivel de conducta. Una persona tiene que pensar dos veces antes de colarse en la fila del banco, o al reprender a un camarero incompetente. El uso de una kipá lo convierte a uno en un embajador de la Torá y en él se reflejan todos los judíos. Las acciones de alguien que lleva una kipá pueden llevar al Kidush Hashem (santificación del nombre de Dios) o por el contrario al Jilul Hashem (profanación de su nombre).
Por supuesto, ponerse una kipá no confiere automáticamente un estatus "modelo". A veces, lamentablemente, escuchamos de alguna persona religiosa atrapada en alguna indiscreción. Recuerdo una vez en Los Ángeles, observe que un hombre borracho y desalineado iba caminando por la calle –- usando una kipá! Él no era judío, pero encontró una vieja kipá y pensó que le ayudaría a encajar en el ambiente del vecindario. En mi, quedo la idea de que no es justo "juzgar al judaísmo" basándonos en alguien que solo muestra la cara externa de la observancia.
¿Cuándo Usar una Kipá?
Desde un punto de vista bíblico, solo los Cohanim sirviendo en el templo tenían que cubrirse la cabeza (véase Éxodo 28:4). Sin embargo por muchos siglos, la costumbre de llevar una kipá todo el tiempo ha sido obligatoria para todos los hombres judíos, como dice el código de leyes judías, "esta prohibido caminar cuatro codos con la cabeza descubierta".
¿Tenemos que usar kipá mientras hacemos deporte? Este tema paso a primer plano recientemente con la publicidad en torno a Tamir Goodman, un gran jugador de baloncesto quien es un judío observante.
La respuesta es que es preferible llevar incluso una kipá pequeña, sujetada al cabello (¡El velcro funciona muy bien!). Si es imposible, debido a las condiciones o normas de juego, se puede jugar sin kipá.
Cuando nos bañamos o nadamos, no nos ponemos kipá.
Ciertamente, una cobertura es obligatoria cuando rezamos o nos ocupamos del estudio de Torá.
¿Qué tipo de cobertura califica? Básicamente cualquiera – incluyendo una gorra de béisbol o un pañuelo atado alrededor de la cabeza. Por supuesto, en la sinagoga, es más respetuoso usar una kipá regular.
¿Cuán grande debe ser una kipá? El Rab Moshé Feinstein establece que como mínimo debe ser reconocible como un "cobertor de cabeza". El Rab Ovadiah Yosef dice que la kipá debe ser lo suficientemente grande como para ser vista desde todos los ángulos.
El estilo de kipá usado puede reflejar un interesante fenómeno sociológico, a menudo indica el grupo de afiliación de la persona. Por ejemplo, los judíos estilo-yeshiva usan una kipá negra de terciopelo. Judíos ortodoxos modernos suelen llevar una kipá de color tejida. Muchos judíos jasídicos llevan puesto un sombrero de piel (shtreimel) en Shabat y días festivos.
Además, muchos también usan un sombrero cuando rezan para aumentar la conciencia del Todopoderoso como si se pararan ante Él. (Mishná Brurá 183:11)
PREGUNTAS COMERCIALES
¿Qué pasa en los casos en el que el uso de la kipá crea conflicto en los negocios e intereses profesionales?
El Rab Moshé Feinstein escribe que en ciertos casos, hay lugar para ser flexibles. Por ejemplo, un abogado puede no servir propiamente a su cliente si el jurado se va a distraer con su kipá. El senador de EE.UU. Joe Liberman puede utilizar una línea de razonamiento similar.
Por supuesto que esto puede cortar ambos sentidos. Un destacado hombre de negocios me dijo una vez que por cada cliente "perdido" a causa de su kipá, había dos clientes adquiridos, quienes respetaban su muestra de integridad y valentía en usar una kipá.
Para muchos que buscan expresar su identidad judía el dilema esta en "¿kipá o no kipá?" – esa es la cuestión.
fuente:  http://www.aishlatino.com/
 

viernes, 17 de abril de 2015

UN TRABAJO IMPORTANTE



Un joven fue a solicitar un puesto importante en una empresa grande. Pasó la entrevista inicial e iba a conocer al director para la entrevista final. El director vio su CV, era excelente. Y le preguntó: "
-¿Recibió alguna beca en la escuela?" el joven respondió "no".
-"¿Fue tu padre quien pagó tus estudios? "
-" Si."-respondió.
-"¿Dónde trabaja tu padre? "
-"Mi padre hace trabajos de herrería."
El director pidió al joven que le mostrara sus manos .
El joven mostró un par de manos suaves y perfectas.
-"¿Alguna vez has ayudado a tu padre en su trabajo? "
-"Nunca, mis padres siempre quisieron que estudiara y leyera más libros. Además, él puede hacer esas tareas mejor que yo.
El director dijo:
-"Tengo una petición: cuando vayas a casa hoy, ve y lava las manos de tu padre, y luego ven a verme mañana por la mañana."

El joven sintió que su oportunidad de conseguir el trabajo era alta.
Cuando regresó a su casa le pidió a su padre que le permitiera lavar sus manos.
Su padre se sintió extraño, feliz pero con sentimientos encontrados y mostró sus manos a su hijo. El joven lavó las manos poco a poco. Era la primera vez que se daba cuenta de que las manos de su padre estaban arrugadas y tenían tantas cicatrices. Algunos hematomas eran tan dolorosos que su piel se estremeció cuando él la tocó.
Esta fue la primera vez que el joven se dio cuenta de lo que significaban este par de manos que trabajaban todos los días para poder pagar su estudio. Los moretones en las manos eran el precio que tuvo que pagar por su educación, sus actividades de la escuela y su futuro.
Después de limpiar las manos de su padre, el joven se puso en silencio a ordenar y limpiar el taller. Esa noche, padre e hijo hablaron durante un largo tiempo.

A la mañana siguiente, el joven fue a la oficina del director.
El director se dio cuenta de las lágrimas en los ojos del joven cuando le preguntó: -"¿Puedes decirme qué has hecho y aprendido ayer en tu casa?"
El joven respondió: -"lavé las manos de mi padre y también terminé de asear y acomodar su taller"
-"Ahora sé lo que es apreciar, reconocer. Sin mis padres, yo no sería quien soy hoy. Al ayudar a mi padre ahora me doy cuenta de lo difícil y duro que es conseguir hacer algo por mi cuenta. He llegado a apreciar la importancia y el valor de ayudar a la familia.

El director dijo: "Esto es lo que yo busco en mi gente. Quiero contratar a una persona que pueda apreciar la ayuda de los demás, una persona que conoce los sufrimientos de los demás para hacer las cosas, y una persona que no ponga el dinero como su única meta en la vida". "Estás contratado".

Un niño que ha sido protegido y habitualmente se le ha dado lo que él quiere, desarrolla una "mentalidad de tengo derecho" y siempre se pone a sí mismo en primer lugar. Ignoraría los esfuerzos de sus padres.
Si somos este tipo de padres protectores ¿realmente estamos demostrando el amor o estamos destruyendo a nuestros hijos?
Puedes dar a tu hijo una casa grande, buena comida, clases de computación, ver en una gran pantalla de televisión. Pero cuando estás lavando el piso o pintando una pared, por favor que también él lo experimente. Después de comer que lave sus platos junto con sus hermanos y hermanas. No es porque no tengas dinero para contratar quien lo haga, es porque quieres amarlos de la manera correcta. No importa cuán rico seas, lo que quieres es que entienda. Un día tu pelo tendrá canas, igual que la madre de ese joven.
Lo más importante es que tu hijo aprenda a apreciar el esfuerzo y tenga la experiencia de la dificultad y aprenda la habilidad de trabajar con los demás para hacer las cosas."

El Club de los Libros Perdidos

martes, 14 de abril de 2015

Tortilla de huevo con unción incluida,..

Tortilla de huevo con unción incluida,..


(leerlo a modo de broma)
Ayer me preparaba una tortilla de huevo,..
al ponerla en el plato, !oh sorpresa!, al principio pense que se trataba solo de mi apreciación pero no, si se fijan bien podran ver una imagen muy parecida a un angel extendiendo sus alas,.
algunos incredulos diran que no es, pero ya viendolo mas detenidamente, también tiene como un león en la parte superior, casi podria decir que tiene todos los seres de la visión de el libro de Ezequiel,...

!AYYYYY!!! hermanos !por favooor!!!
por este tipo de tonterías es que somos burlados, dejemos de ver al diablo por todas partes y dejemos de "santificar" cada cosa "trivial" que hacemos.

Una verdadera relación con Dios sencillamente DA FRUTOS,.. Mateo 7:20, Así de simple.

Gente que ve la cara de Cristo en las nubes, en el humo del escape del auto, gente que encuentra piedritas con la forma del clavo de la cruz, o perlitas botadas en la entrada de la iglesia,.. gente que abre la Biblia al "azar" y le "sale" justo un versiculo aplicable a su necesidad,..
!basta hermanos! Dios no se muestra en "trivialidades".

Una relación seria con Dios se forja día a día, leyendo, aplicando y viviendo la palabra de Dios, obedeciendo, siendo testimonios vivos, espero y aclaro!! espero haber molestado a mas de un "visionudo" interpretes livianos de las cosas mas simples,..



martes, 17 de febrero de 2015

LAS APARIENCIAS,.. ENGAÑAN,..


Una mujer, con un vestido de algodón barato y su esposo, vestido con un humilde traje, se bajaron del tren en Boston, y caminaron tímidamente sin tener una cita a la oficina de la secretaria del Presidente de la Universidad de Harvard.
La secretaria adivinó en un momento que estas personas era lo que llamaba; "venidos de los bosques", simples campesinos que no tenían nada que hacer en Harvard.

- Desearíamos ver al presidente -dijo suavemente el hombre.
- El está ocupado, contestó la secretaria.
- Esperaremos, replicó la mujer.
Por horas la secretaria los ignoró, esperando que la pareja finalmente se desanimara y se fuera.
Ellos no lo hicieron, y la secretaria vio aumentar su frustración y finalmente decidió interrumpir al presidente, aunque era una tarea que ella siempre evitaba.
- Tal vez si usted conversa con ellos por unos minutos, se irán, dijo la secretaria al Presidente de la Univesrsidad.
El hizo una mueca de desagrado, y asintió.
Alguien de su importancia obviamente no tenía el tiempo para ocuparse de gente con vestidos y trajes baratos.
Sin embargo, el presidente, con el ceño adusto pero con dignidad, se dirigió con paso arrogante hacia la pareja.
La mujer le dijo:
- Tuvimos un hijo que asistió a Harvard por sólo un año. Él amaba a Harvard. Era feliz aquí.
Pero hará un año, murió en un accidente.
Mi esposo y yo deseamos construir algo, en alguna parte del campus, que sea en memoria de nuestro hijo.
El presidente no se interesó, y casi con asombro dijo: - Señora, no podemos poner una estatua para cada persona que asista a Harvard y fallezca.
Si lo hiciéramos, este lugar parecería un cementerio.
- Oh no, explicó la mujer rápidamente.
No deseamos erigir una estatua. Pensamos que nos gustaría donar un edificio a Harvard
El presidente entornó sus ojos. Echó una mirada al vestido y al traje barato de la pareja , y entonces exclamó:
¡¡Un edificio!! ¿Tienen alguna remota idea de cuánto cuesta un edificio?
Hemos gastado más de siete millones y medio de dólares en los edificios aquí en Harvard!' Por un momento la mujer quedó en silencio.
El presidente estaba feliz. Tal vez se podría deshacer de ellos ahora.
La mujer se volvió a su esposo y dijo suavemente: ¿tan poco cuesta iniciar una universidad? ¿Por qué no iniciamos la nuestra?
Su esposo asintió. El rostro del presidente se oscureció en confusión y desconcierto.
El Sr. Leland Stanford y su esposa se pararon y se fueron, viajando a Palo Alto, California, donde establecieron la universidad que lleva su nombre, la Universidad Stanford, en memoria de un hijo del que Harvard no se interesó.
La universidad 'Leland Stanford Junior' fue inaugurada en 1891, en Palo Alto. 'Junior' porque era en honor al fallecido hijo del rico terrateniente .
Ése fue su 'memorial'. Hoy en día la universidad de Stanford es la número uno del mundo, por arriba de Harvard.
Las apariencias, engañan, y no es buena idea juzgar livianamente,..

martes, 20 de enero de 2015

RIÑONES Y ASNOS







En la facultad de Medicina, el profesor se dirige a un alumno y le pregunta:
“¿Cuántos riñones tenemos?”
“¡Cuatro!”, responde el alumno.
“¿Cuatro?”, replica el profesor, arrogante,
de esos que sienten placer en pisotear los errores de los alumnos.
“Traiga un fardo de pasto, pues tenemos un asno en la sala”, le ordena el profesor a su auxiliar.
“¡Y para mí un cafecito!”, replicó el alumno al auxiliar del maestro.
El profesor se enojó y expulsó al alumno de la sala.
El alumno era, por cierto, el humorista Aparicio Torelly Aporelly (1895-1971), más conocido como el “Barón de Itararé”.
Al salir de la sala, todavía el alumno tuvo la audacia de corregir al furioso maestro:
“Usted me preguntó cuántos riñones ‘tenemos’. ‘Tenemos’ cuatro: dos míos y dos suyos. ‘Tenemos’ es una expresión usada para el plural. Que tenga un buen provecho y disfrute del pasto”.

La vida exige mucho más comprensión que conocimiento. A veces, las personas, por tener un poco más de conocimiento o ‘creer’ que lo tienen, se sienten con derecho de subestimar a los demás.